The Fall of the Sapphire Throne

Interlude

Ha pasado casi un año desde que terminara el torneo topacio, y el invierno se retira perezosamente de las tierras del imperio. Akodo Miike debe volver a las tierras de su clan. Su amigo Matsu Chigitsu ha venido a buscarle para llevarle a casa, pues un misterioso correo unicornio le espera allí con un mensaje que se niega a entregar a nadie más…
NoahBradley_halls-of-memory.jpg


El joven ha crecido mucho en ese año, sobre todo en sabiduría y fuerza interior. Recuerda la última vez que estuvo en su casa, en el Hall de los ancestros León. Fue en la ceremonia de enterramiento del campeón del clan a quien vio morir en sus brazos. Esto le evoca la audiencia posterior, en la que consiguió convencer a Matsu Nimoro para que le dejara hacer de embajador en las tierras de la Grulla. Siempre sospechó que el joven campeón prefería alejarlo de su vista, pues la memoria de la fatídica noche del asesinato de su padre siempre le acechaba cuando estaba en presencia de Akodo Miike.
Ahora duda si al regresar a su tierra será bien recibido, pues también recuerda como su sensei no le perdono el abandono de la escuela Akodo (y se sintió especialmente agraviado por tratarse de una escuela Grulla).
Hall_of_Ancestors.jpg


Sin embargo, le cuesta abandonar su nueva familia. Aunque de alguna forma siempre ha sido un extraño (casi un enemigo para algunos de sus compañeros de escuela), nota que ha aprendido mucho de su nuevo maestro. Kakita Saburashi es un excelente sensei, no solo con la espada sino que ha sido un ejemplo de virtud y modestia, y con él ha pulido su mente y honor. Él le ha enseñado la similitud entre esgrima y caligrafía, y ha hecho surgir la llama de la vía de la perfección en su interior…


También le cuesta separarse de Kakita Amiko, que siempre ha estado a su lado en el entrenamiento y le ha obligado a esforzarse al máximo para mantenerse a su ritmo. Le duele ver como una joven tan bella está cegada por admiración a su sensei, cuando el maestro es un asceta que jamás podrá corresponder sus sentimientos. No es tan solo que la diferencia de edad entre ellos sea más del doble. La barrera que los separa se debe a que el maestro se ha entregado al perfeccionamiento interior de una forma que le aisla de los demás, y de alguna forma Miike nota que cuando venció a la joven en el torneo topacio, una grieta insalvable surgió, separando al maestro de la alumna. Sin embargo, la joven nunca le ha reprochado aquella derrota, y si acaso solo ha hecho que se esfuerce todavía más en las lecciones de su sensei. Todos estos pensamientos le asaltan mientras recoge sus cosas, y piensa si alguna vez volverá a verles, o si cuando lo haga serán sus aliados o sus enemigos…
Crane_Samurai-ko_2.jpg

Comments

Sylune

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.